By Adriana Trendy Febrero 2020

Hace unos días leí un articulo super interesante de como  crear y definir un proyecto para los próximos días.

Algunas amistades me han comentado que ese es precisamente su problema, que sienten que no tienen un proyecto, un objetivo al que dirigirse. Obvio yo también pase por esto.

Y la MEJOR respuesta que conseguí fue la siguiente:

Si no tienes un proyecto, o no sabes cuál podría ser, lo creas.

Así de sencillo. Y eso lo puedes hacer ahora mismo, en dos minutos.

Crear un proyecto es decir: «en los siguientes 21 días (por ejemplo) me voy a enfocar en… y voy a ir registrando cómo me va y las conclusiones que obtengo» No es más complicado que esto.

Por qué en 21 días En 1887, William James, padre de la psicología científica, escribió un artículo titulado El hábito en el que exponía la enorme plasticidad cerebral y cómo son necesarios 21 días para la formación de un nuevo hábito. Ese dato ha ido perdurando a lo largo de los años, de modo que se ha convertido prácticamente en una verdad incuestionable

Además, te diré algo… No hay mejor forma de encontrar claridad y motivación que a través del compromiso con algo, lo que sea. “Lo que quiero hacer en la vida” (o en los próximos tres años) es una cosa que no se suele encontrar pensando y dándole vueltas en el sofá, sino en el transcurso de un viaje. No un viaje concreto, cualquier viaje.

¿No te pasa que aveces las mejores ideas se te ocurren cuando lees algo, cuando ves algo que te gusta,  paseando, hablando con un amiga o con un amigo, cocinando, caminando o simplemente cuando ves alguna película.

La inspiración y las ideas se ven atraídas por el movimiento 

Si sientes que no tienes un objetivo al que dirigirte, te invito a elegir alguno de estos retos que me parecieron interesantes y los anote en la siguiente lista. Comprométete con ello durante 21 días seguidos. Verás cómo al finalizar ese período te sientes más segur@ de ti mismo, con menos bloqueos y con la mente (y el ánimo) más enfocados para conseguir tus sueños.

Seguro que entre estas alternativas encontrarás algo que te llame la atención o despierte tu imaginación:

  1. Caminar o hacer alguna actividad deportiva todos los días.
  2. Estudiar intensivamente inglés (u otro idioma) a través de un portal de Internet, de pago o gratuito.
  3. Escribir un cierto número de palabras o páginas todos los días (para un proyecto, para un blog, un libro, un curso, etc.)
  4. Llevar durante 21 un diario con tus miedos, preocupaciones, deseos, recuerdos y dudas.
  5. Si estás buscando trabajo, hacer cada día una mejora diferente a tu curriculum vitae (cambiar el diseño, cambiar cada apartado para hacerlo más atractivo, actualizar tus cursos, incluir carta de presentación, hacerte una
    fotografía profesional, etc.)
  6. Buscar cada día una empresa diferente en la que te gustaría trabajar y enviar una carta de presentación junto con tu curriculum.
  7. Si quieres mejorar tus habilidades sociales, proponte hablar cada día con una persona desconocida (aunque sólo sea para preguntarle la hora)
  8. Hacer un gran orden en tu casa (armario, muebles, objetos, alimentos, cosméticos, etc.) en tus archivos digitales y en tu vida.
  9. Escribir cada día un e-mail a un amigo querido, interesándote por su estado y sus novedades. (Con algo que a ti te gustaría recibir de algún ser querido)
  10. Aprender algo que te encanta y siempre quisiste aprender, pero nunca “encontraste tiempo”: Bailar, dibujar, fotografiar, golf, piano, canto… Lo que sea que te guste.
  11. Practicar con constancia esa habilidad que estás adquiriendo y que necesitas a nivel personal o profesional (un instrumento musical, un programa de Internet, el funcionamiento de una herramienta, etc.)
  12. Recopilar cada día una poesía o un texto que te guste y te resulte verdadero. Copiarlo en una libreta con letra cuidada y bonita.
  13. Salir todos los días a fotografiar calles o sitios alrededor de tu ciudad donde nunca antes habías estado.
  14. Hacer prácticas de tu pasión o negocio de forma gratuita, con una persona cada día (ej: maquillar, hacer coaching, entrenar, enseñar francés, dar una clase de matemáticas, etc)
  15. Comprometerte a escribir cada día a una persona influyente de tu campo ofreciéndote a colaborar con él o pidiendo algún tipo de consejo o ayuda (sin importar que te respondan o no, tú sólo haz tu trabajo que es contactar con esa persona)
  16. Hacer cada día un dibujo nuevo (si crees que «no sabes dibujar» también vale, importa que lo hagas no si está bien o mal)
  17. Leer cada día un número de páginas de un libro concreto que necesitas leer (y que llevas postergando mucho tiempo)
  18. Componer cada día una poesía o una nueva canción; crear cada día una receta nueva de cocina (original y sorprendente).
  19. Llevar un diario de sueños durante 21 días: apuntar cada mañana lo que has soñado la noche anterior y durante el resto del día indagar en esas imágenes oníricas (los libros de interpretación de sueños dicen que para comprender su significado es necesario registrar muchos sueños y a partir de ahí, entresacar patrones comunes, porque analizar un sueño individual de forma aislada es complejo y difícil)
  20. (Para atrevidos/as): Cada día, pedir el teléfono a una persona que te resulte atractiva (lo que importa es pedirlo, lo que no depende de ti es que te lo dé o no).
  21. Hacer algo nuevo cada día, lo que sea: pasear por una calle nueva, combinar dos prendas de ropa que nunca habías combinado, llamar por teléfono a alguien con quien no contactas desde hace años, entrar a una tienda nueva, escuchar un grupo de música desconocido, etc.

Probablemente mientras leías esta lista algo ha despertado tu atención o se te ha ocurrido una nueva sugerencia, ¡eso es bueno! Responde a la llamada de tu voz interior y hazte el compromiso de convertir alguna de estas actividades en hábito. Ya que:

No hay proyecto insignificante si se hace con sencillez, conexión y un sincero deseo de mejorar nuestra vida

No te quedes en la queja, en las excusas, en la desesperanza… No te digo que yo conseguí un cambio, pero si estoy trabajando duro para conseguirlo y más porque ahora tengo una hija y mi mayor meta es verla feliz, pero para eso, tengo que estar feliz conmigo misma y con todo lo que este logrando. Así que te invito a que te comprometas hoy mismo a caminar hacia una vida mejor y para ello, simplemente elige un proyecto y conviértelo en tu actividad prioritaria durante unos días, ¡notarás la diferencia, te lo aseguro!

Categorías: Plan de vida

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *